Miércoles, 29 de agosto del 2018

Victoria azulgrana en un partido de locos en Sevilla

Con tres asistencias de Messi, Barcelona le ganó 3-2 al Betis y se mantiene en la pelea por el título

Victoria azulgrana en un partido de locos en Sevilla

De Jong, Busquets y Lenglet marcaron para el visitante, mientras que Sergio Canaes, de penal, y Nabil Fekir festejaron para el local. Los dos jugaron los últimos minutos con 10 por las expulsiones de Lenglet y Fekir

Victoria importante del Barcelona por 2 goles a 3 en Sevilla en un partido que tuvo de todo. 

Cinco goles, dos expulsiones y polémica. Nada faltó al Betis 2-3 Barcelona que cerraba la jornada y dejó a los blaugranas aún enganchados a la lucha por LaLiga. Messi, con tres asistencias, protagonista de un partido en el que estuvo negado de cara al gol.


Fekir, un showman de dos caras

El francés sacó su mejor repertorio durante la primera mitad con una exhibición al alcance de pocos jugadores en LaLiga. Penalti forzado, golazo con la zurda, una rabona, un caño de lujo… El jugador se convirtió en el protagonista del encuentro por demostrar un nivel al alcance de los mejores. Sin embargo, llegado el segundo tiempo, Fekir perdió la cabeza con una entrada y un desaire al colegiado que dejó durante unos segundos al Betis con 10 y, lo que es peor, sin la presencia del francés para los minutos finales. 

Setién, más juego que control


El Barcelona volvió a demostrar mejoras en su juego por segundo partido consecutivo. Sin embargo, igual que ocurrió en San Mamés, los de Quique Setién no son capaces de mantener un control de los tempos y el partido de forma continuada en el juego y cada desconexión blaugrana es aprovechada por sus rivales como hoy hizo el Betis en el primer acto de partido. 

Messi, asistencias ante la falta de acierto


El argentino participó en los tres goles del Barcelona -la asistencia a De Jong es de película- pero dejó una mala imagen de cara a la portería rival por cuarto partido consecutivo. Valencia, Leganés, Bilbao y Betis han demostrado que, con Setién, Messi no encuentra el camino al gol. En Sevilla el culpable tuvo nombre y apellidos: Joel Robles.

Al usar este sitio, usted acepta, reconoce haber leido y entendido nuestra Política de Privacidad, Cookies y nuestros Términos y Condiciones.